¡Estas carillas de porcelana son tan delgadas como las lentes de contacto!

Esto significa que en la mayoría de los casos, se puede colocar en los dientes sin ninguna perforación o reducción de dientes y sin la necesidad de provisionales. Si bien es posible que sea necesario realizar algunos retoques menores y recontornear el esmalte, estas carillas se realizan sin dolor, sin inyecciones, y es un procedimiento confortable, reversible y no invasivo, que se ha demostrado que dura hasta 20 años.

Incluso los dientes teñidos con tetraciclina oscura o amarillentos pueden enmascararse completamente con chapas blancas brillantes.

Image: Lumineers from to Nucleo Dental 2